domingo, 18 de septiembre de 2011

Viaje a Perú (I): Cuzco y alrededores

Viaje a Perú (I): Cuzco y alrededores

Entre el 27 de agosto y el 8 de septiembre hemos estado de viaje en Perú con el objetivo principal de hacer el camino del Inca hasta Machupicchu y a la vez hacer un pequeño encuentro familiar. Como incluir todo en un solo reportaje sería apenas dar algún detalle de este fantastico viaje, voy a separar en varios capítulos nuestra visita a Perú.

Aprovechando nuestra corta estancia en este país hemos visitado Cuzco (Cusco en el lenguaje local) y sus alrededores y antes de volver a casa también visitamos Lima. Pero Perú es un país muy extenso y con una gran variedad de paisajes y ecosistemas (el litoral, la alta montaña con nevados que sobrepasan los 6000 metros de altura, selva que ocupa más del 60% del territorio peruano, el altiplano y las montañas pre-selva, desiertos, etc). En fin, que en realidad apenas hemos visto Perú, pero lo que hemos tenido oportunidad ver ha merecido mucho la pena.

A parte del tema paisajístico y naturaleza, lo que más nos ha sorprendido es la rica gastronomía de Perú, amalgama de las diferentes culturas que han pasado por allí. Primero las culturas andinas, la europea llevada por los conquistadores españoles, mucho más tarde por la inmigración china para explotar las minas del país y finalmente la japonesa tras la segunda guerra mundial. En los últimos años la gastronomía de Perú se ha modernizado y ofrece una amplia variedad de posibilidades de muy alta calidad y a precios bastante asequibles.

En esta primera entrada voy a resumir nuestro viaje hasta Cuzco y la visita a esta ciudad andina así como algunos puntos de interés por la zona.

Han transcurrido unas 24 horas desde que salimos de casa, cuando tomamos por fin el vuelo de Lima a Cuzco. El Avión va atravesando la espesa niebla que cubre casi siempre Lima

y empezamos a ver que hay montañas por todas partes, primero más áridas pero también nevados que impresionan por su glaciares


Llegando a Cuzco

Una vez en el aeropuerto de Cuzco nos acercan al pequeño pero acogedor hotel que teníamos reservado, La Piccola Locanda, donde encontramos un trato exquisito y facilidades para todo. Además, parte de sus ingresos se diriguen a proyectos de desarrollo local con niños en los que están directamente involucrados.

El hotel está en una calle peatonal, la Resbalosa, que nos pondrá en forma para el camino del Inca que emprenderemos en unos días, ya que está en una zona alta sobre el centro de la ciudad y a 3400 metros subir y bajar varias veces al día se nota...

Pero en contrapartida tenemos una magnifica vista sobre el centro de la ciudad y su plaza de armas

El primer día estamos agotados por el largo viaje y nos iríamos a dormir ya, pero nos quedan unas horas de día y las aprovecharemos para así coger más rápidamente el ritmo del horario local. Nos vamos a dar una vuelta por Cuzco. La plaza de Armas, centro administrativo y turistico de la ciudad

Esta plaza está rodeada por la Catedral y varias iglesias y el resto de edificios civiles con sus porches forman la estructura cuadrangular de la plaza. La iglesia de la Sagrada Familia


La iglesia de los jesuítas


La catedral

La fusión de dos culturas

Fuera de los circuitos turísticos una de las cosas más interesantes es visitar los mercados locales, como el mercado central de Cusco o de San Pedro

Con sus variadas frutas


o los puestos donde venden de casi todo

también quesos

Al día siguiente es domingo y parece que la fecha es señalada porque hay desfiles militares y escolares en la plaza de Armas


Nosotros nos vamos a visitar un mercadillo de artesanía que tenemos que hacer compras para la vuelta y de camino pasamos por algunos monumentos llamativos


También el templo del Sol de Cuzco y la iglesia de Santo Domingo



Imágenes que al principio se hacen curiosas pero que luego te acostumbras a ver

Las estrechas callejuelas y las casas coloniales





Pero hoy después de los desfiles oficiales también hay manifestación de autobuses en la plaza de armas. Estos junto con los taxis son los vehiculos para moverse si no se quiere caminar o se quiere salir de la ciudad, eso sí, el precio hay que negociarlo antes de subirse...

También aprovechamos para visitar el museo de arte precolombino

que además de este bonito patio, alberga una colección de cerámica, tallas de amdera y orfebrería de las culturas precolombinas que eran numerosas (no solo los incas)





Esa tarde llega el resto del grupo y nos vamos a celebrarlo con unas cuzqueñas

en un bonito local en el interior de este patio

Aquí una muestra de como trabajaban la piedra en tiempo de los incas

y de vuelta al hotel bonitas fotos nocturnas


El tercer día en Cuzco seguimos aprovechando para visitar cosas por la ciudad. es importante pasar 2-3 días en esta ciudad antes de emprender el treking del camino del Inca para acostumbrarse a la altitud ya que esta ciudad está a acasi 3400 metros. Una vicuña, especie protegida

Nos vamos a visitar el mercado de Rosaspata, lejos de los barrios turísticos y donde se aprecia un nivel de vida mucho más precario que en el centro



Por la tarde nos vamos de visita a Sacsayhuaman (Sexy-woman para los amigos... que hay algunos nombres por aquí que se me atragantan, jaja)

Se trata de unas ruinas arqueológicas situadas encima de Cuzco y que merecen su visita. Cuesta pensar como manejaban esos bloques y el fino trabajo que hacian con ellos






Para darle un poco más de diversión vamos buscando los animales que dicen que hay representados, aquí podemos ver una llama


En la zona superior estaba lo que podría ser un templo


También se trata de un buen mirador hacia Cuzco


Cerca de allí se encuentra este cristo que regaló una comunidad cristiana de Palestina

Vamos acabando la visita guiada y nos vamos por nuestra cuenta hacia el cercano laberinto de Qenqo



De camino vamos pasando por grupos de andinas con sus llamas y vestidos llamativos




Dejamos atrás "Sexy-woman"

y vamos llegando a Qenqo lugar dedicado a la fertilidad

donde está el conocido laberinto

y este simbolo fálico

Nos adentramos por el laberinto



En esta roca con forma de sillón se dedicaban a hacer, entre otras cosas, trepanaciones...

Después de todo el día adaptandonos a la altitud nos vamos de vuelta al hotel


En nuestro cuarto día en Cuzco decidimos hacer una visita a varias localidades próximas donde hay cosas interesantes que visitar y de paso acercarnos al Valle Sagrado. Contratamos los servicios de una pequeña furgoneta con chofer y nos vamos inicialmente a Moray. Por el camino hacemos una parada en la pequeña localidad de Chinchero, en donde es posible que próximamente construyan un aeropuerto internacional y vamos a visitar un taller de artesanía donde nos muestran el proceso de fabricación de los típicos tejidos andinos desde la obtención de la lana de la alpaca. Aquí preparando la lana para lavarla con un tubérculo natural que contiene saponinas (un detergente absolutamente natural)

Luego pasamos a el hilado

La tinción de la lana con los diversos colorantes obtenidos de plantas, insectos como la cochinilla o minerales

y este es el resultado

Luego empieza el trabajo de las tejedoras. Aquí las niñas tienen un gran protagonismo porque entre otras pruebas que tienen que pasar para poder casarse está la de saber tejer y ésta es de las fáciles, jeje

También las más veteranas trabajan en el telar, pero solo unas 6 horas al día para no perder la vista...

Al final es inevitable llevarte unos cuantos de los árticulos que allí confeccionan a un precio muy razonable y con bonitos diseños, además, pensando que de alguna forma estás contribuyendo al desarrollo de estas zonas más deprimidas. Nos hacemos una foto de grupo en su compañía y seguimos nuestro viaje hacia Moray

Aunque las montañas están cubiertas por las nubes de vez en cuando podemos ver sus impresionantes glaciares


El monumento arqueológico de Moray es un sitio que realmente merece la pena visitar por las curiosas formas y efectos ópticos de sus terrazas circulares. Uno podría pasarse allí varias horas haciendo fotos.



La finalidad de este lugar era como un centro de experimentación agricola de los incas en donde probaban y seleccionaban variedades de patata y maiz aen diferentes condiciones climáticas por su orientación y altitud.






La flora del lugar muy distinta de la que estamos acostumbrados

Tras la visita a las ruinas de Moray continuamos nuestra ruta a otro curioso lugar, las salinas de Maras.


También un lugar muy fotogénico



Hoy podríamos prolongar nuestras visitas pero mañana comenzamos el camino del Inca y tenemos que preparar todo para estos días, así que nos vamos a Urubamba en pleno Valle Sagrado y comemos en el típico restaurante turístico

donde por el precio del menú podemos ver unas cuantas llamas y alpacas

Con más tiempo hubiesemos ido a visitar las ruinas de Pisacq, pero simplemente pasamos de largo por allí de vuelta a Cuzco

donde nos dará tiempo a hacer las últimas compras y preparar las mochilas para el treking que comenzaremos mañana

5 comentarios:

albertoU dijo...

..bueno, bueno..
Buen reportaje!!!
A la espera de las siguientes partes!!

Saludos
Alberto

José Luis Sáez Sáez dijo...

Por su fuera interesante o útil para ti o parfa los lectores de tu página web, tengo publicado el siguiente blog:
http://plantararboles.blogspot.com
Se trata de una guía breve y práctica para que los amantes del campo y la montaña podamos sembrar/plantar árboles, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles de la región y, en algunos casos, los esquejes que de ellos podemos hacer.

Salud,
José Luis Sáez Sáez

Eduardo dijo...

No me importaría conocer esas tierras y hacer el camino del inca. Por cierto la Cusqueña esta muy buena, saludos

Fidel dijo...

Interesante Luis este primer acercamiento, me ha llamado la atención las telas y los colorantes amen de los camelidos

luis dijo...

Poco a poco voy colgando las siguientes entregas...

Eduardo, la verdad es que es un viaje bastante recomendable y la Cusqueña también, jaja. Pero como siempre el tiempo se queda corto y quedan muchas cosas por ver...

Fidel, la verdad es que el sitio al que fuimos en Chinchero a ver lo de la fabricación artesanal de tejidos fue muy interesante porque puedes ver como con elementos totalmente naturales pueden crear una combinación de colores tan completa. No recuerdo el nombre de la planta de la que extraían unos tuberculos que contienen mucha saponina y con eso lavaban la lana antes de hilarla y teñirla. Eso si que es un detergente realmente ecológico!
Otro detalle intersante es que sus tejidos no tienen nudos ya que simplemente enrrollan una hebra de lana sobre la siguiente y pueden tejer sin necsidad de que queden pequeños nudos que afearían los tejidos y además así se peuden usar las 2 caras de la tela.

Además, también nos contaron bastantes cosas de su forma de vida algo que es muy interesante

Un saludo